Pajaros azules

Pájaros Azules es una explicación de la reencarnación, metafísica, karma, sanación y la realidad de la vida.

Todo ello envuelto en la más inusual historia de amor jamás contada.

A Pajaros Azules se le ha llamado la cartilla de los misterios de la vida.

Las enseñanzas de este libro han ayudado a miles de personas a disfrutar de una mejor calidad de vida, al tiempo que les ha mostrado el camino hacia una mejor comprensión de sí mismos.

Muchos han dicho que Pájaros Azules ha despertado un conocimiento especial en su interior, del que no eran conscientes.

En cualquier caso, Pájaros Azules es una hermosísima e insólita historia de amor.

La metáfora en Pájaros Azules ha sido utilizada por grupos de estudio para inspirar la discusión sobre urna mayor consciencia espiritual.

La reedición anual, y a veces por dos veces al año, confirma la popularidad de Pájaros Azules y se ha convertido en un best seller clandestino con poca o ninguna publicidad.

A Pájaros Azules se le ha llamado la cartilla de los misterios de la vida.

Esta edición especial contiene una concisa biografía del autor y varias páginas añadidas al final para sus consideraciones personales.

Feche estas páginas, pues volverá a ellas en futuras lecturas y disfrutará viendo su propio crecimiento personal y espiritual.

Debido a que cada año se regalan miles de ejemplares de Pájaros Azules, hemos añadido una página de citas al principio de este libro para su propia dedicatoria personal.

Que su vida se llene de pájaros azules.

Saliendo de la esquina trasera de la pequeña estación de autobuses, Kris caminó junto al edificio hacia la parte delantera.

Mientras caminaba, sus piernas extrañaban la vibración de sus pisadas sobre el pavimento, era una sensación que no había experimentado durante tantos años que daría ocasión a un colegial para contarlas.

Deteniéndose en la acera, miró arriba y abajo de la calle principal en la pequeña ciudad norteña de Illinois, luego se apoyó contra la sucia fachada de ladrillos de la estación de autobuses.

Era finales de mayo y el sol brillaba con fuerza en el claro cielo de la tarde.

Mientras esperaba que llegase el autobús pequeñas gotas de sudor brotaban de su frente, la renovación de otra sensación que no había experimentado desde hacía largo tiempo.

Todos sus sentidos internos volvían a encontrarse con su cuerpo físico, con la vida, y con la subsistencia.

Escudriñando la calle con la mirada, Kris vio a los padres de ella esperando en el coche aparcado en la calle, a escasa distancia, pasada la parada del autobús.

Eleanor Haynes estaba sentada al volante abanicándose con un periódico, Fred se hallaba sentado e inmóvil en el otro lado del coche, y llevaba puesto su sombrero de paja para pescar, con la ventanilla bajada y apoyando el brazo sobre la puerta.

10€

Anuncios relacionados